Bienvenidos a la Odisea de Mullets.

Si queréis aportar curiosidades, videos, opiniones, artículos, sugerencias, recomendaciones, críticas o cualquier cosa que queráis que pongamos en el blog, no dudéis en poneros en contacto con nosotros en buzonparado@hotmail.com


Cita del día.

Opinión: Transporte Público.

jueves, 11 de marzo de 2010

Como buen "ser inhumano", nacido en una familia más pobre que la parrilla de Telecinco, tengo que moverme por el mundo en el fantástico y orgásmico transporte público de Madrid (sí, ese que nos publicitan sin cesar en medios de comunicación al estilo de las mejores compresas, prometiéndote que serás mejor persona si lo utilizas).

Según algunas personas, debería dar gracias de tener uno de los mejores Metros del mundo, con una limpieza exquisita, sin humos y un servicio rápido, con unos conductores de autobús abnegados y apasionados por su trabajo, unos "seguratas" que cuidan de tu seguridad y una confortabilidad que ya quisiera el Grupo Lo Monaco.


¡Pues NO!, Estoy hasta la vejiga, de que las papeleras tengan chicles masticados cual rumiante en celo, periódicos manchados de líquidos de dudosa procedencia, de envoltorios de galletas de fibra que nunca fueron ingeridas, y colillas de tabaco que nunca debieron encenderse. Acercarse a una papelera del Metro es de vergüenza, tanto como ver una actuación de John Cobra.

Cansado de dar los buenos días a los conductores y que estos te lo paguen mirando al paso de cebra o a los controles del bus, cuando le llamas a la puerta pidiendo por favor que te abra la puerta. Un paso de cebra que no está ni a tres metros de la parada del bus, y en el cual el semáforo es más largo que el divorcio de la Esteban, por lo que puede abrirte la puerta un día de lluvia y con -5 grados, sin miedo a que sus jefes les echen a los leones. Y luego tienes que comerte como a sus compañeros les paran en la puerta de su casa, o en el mismo caso que a tí te dejan tirado en tierra, al día siguiente a una chica potente le abre la puerta en menos que Usain Bolt corre 10 metros.


No soporto, ir encajonado oliendo el sobado de aquel que no conoce el aftersafe, o el aliento del que alargó la noche de birra en birra. Ni el tener que quitarme de mi incomodo asiento porque una mujer obesa, vieja y con visón me este mirando con cara de asesina porque no la cedo mi asiento. Si tiene dinero para un visón, para llevar kilos de maquillaje de muertos y más joyas que la tumba de Tutankamón, tendrá dinero para pagarse un Taxi (los taxistas serán motivo de debate otro día). Y que decir de la gente que no deja salir del vagón, para poder meterse y ser el primero en entrar... esos frikys son más patéticos que aquellos que escriben "primer" o "según", en los foros.

No me mola nada aquellos chulos que fuman sabiendo que está prohibido para demostrar lo antisistema que son (si quieren demostrarlo que vayan a la Cruz Roja o a Greenpeace para ayudar), ni aquellos que se tiran pidiendo dinero todo el día vagón por vagón, por todas las líneas del Metro, aduciendo problemas con la justicia, las drogas, la familia, o simplemente tocándote una y otra vez la misma canción desafinada. Luego con decirte: "disculpen las molestias, sobre todo aquellos que van con la lectura, o la música".

Cada vez hay más coches, más tráfico y más contaminación, pero la culpa no creo que sea nuestra, pobres "seres inhumanos" que nacimos sin la suerte de Tamara Falcó. La culpa la tiene quien nos sube el Transporte Público de 7,40 a 9 euros de una sentada, de quien permite que el mismo vómito expulsado a las 02:00 de la madrugada siga a las 05:15 en el asiento del buhó número 2, de quienes en definitiva... NUNCA cogen el transporte público porque tienen una limusina que les lleva hasta la puerta del inodoro.

He dicho.

0 comentarios:

Mundial 2010 Sudáfrica

Publicidad

El portal que comparte sus ingresos

El Chiste del día.

El Santo de Hoy

bloggup