Bienvenidos a la Odisea de Mullets.

Si queréis aportar curiosidades, videos, opiniones, artículos, sugerencias, recomendaciones, críticas o cualquier cosa que queráis que pongamos en el blog, no dudéis en poneros en contacto con nosotros en buzonparado@hotmail.com


Cita del día.

Manual del buen conductor.

viernes, 30 de abril de 2010


El manual de conductores/as dice:

Al encender tu vehículo:

Implora a el ser Supremo y encomiéndate a el cuidado divino para tu protección contra los peligros que encontraras en las calles.

Acto seguido ponte el cinturón de seguridad para realzar las lorzas acumuladas, y coloca los retrovisores para ver bien a los anormales a los que tendrás que pitar e insultar después.

1. Arrancar:

Una vez enciendas el contacto y empieces a moverte, imprescindible soltar el gas que has ido aguantando desde que saliste de casa, trabajo o demás lugares.

2. Saludar:

Para saludar a un conductor andaluz, baje lentamente su ventana y, con tono grave y fuerte, pronuncie: ¡tu puta madre!.
Pueden incluirse, al final de la expresión, sustantivos calificativos como: gordo de mierda, cabrón, hijo puta, etc. (escoger el más adecuado para la ocasión). De todas maneras, estate siempre preparado para responder con un 'vete a tomar por culo' o 'una mierda pa y pa tu puta madre', en caso de que el otro conductor le haya saludado primero.

Para saludar a otro conductor de distinta región vale con hacer una peineta una vez pasado el coche a saludar.

3. Intermitentes:

Si un conductor en otro carril enciende su intermitente, no le dejes entrar en su carril; al contrario, presiona el acelerador y mantente próximo a él. Es probable que el conductor intente saludarlo, pero usted ya sabe exactamente qué hacer (ver párrafo anterior).

4. Semáforos:

Estos interesantes artefactos suelen encontrarse situados en las intersecciones de las calles sin ninguna razón aparente, pero si están ahí, por algo será.
Es muy probable encontrar conductores detenidos observando cómo cambian las luces de colores (una experiencia psicodélica fascinante). La policía de tráfico cree que cada color tiene un significado que el conductor debe respetar. De la observación efectuada se ha determinado el significado de cada color:

* Luz amarilla: acelera tu vehículo tanto como sea posible.
* Luz roja: esta luz permite pasar a 5 ó 6 vehículos más después de
encenderse.
* Luz verde: reduce la velocidad y espere a que los 5 ó 6
vehículos atraviesen la luz roja..
Nota: es vital tocar la bocina a los 1.5 segundos del encendido de la luz
verde.

5. Cambio de carril:

Antes que nada, no importa lo que vayas a hacer: nunca enciendas tú intermitente, de lo contrario, estimulará la reacción del otro conductor (ver 'Intermitentes').
Observe al conductor que viene por el carril al que deseas pasarte y, ante su menor descuido, introdúcete descontroladamente con tu vehículo; se sorprenderá al darse cuenta que no es necesario más que un par de centímetros entre vehículo y vehículo.
En ese momento será saludado por no menos de tres conductores.
Para perfeccionar su cambio de carril, existen diversas técnicas, por ejemplo: intenta desacelerar tú vehículo drásticamente y en cuestión de segundos; no dejes de observar el fenómeno de reacción en cadena producido por el conductor de atrás. En medio del caos de saludos, cambie de carril y acelera.

6. Embotellamientos:

Durante los embotellamientos de tráfico se realizan actividades divertidísimas, tales como:
- Retoque de maquillaje (generalmente, esto se da en conductoras).
- Buscar objetos semi-sólidos en tus fosas nasales y pabellones auditivos, y si los encuentras, conviértelos en sólidos esféricos y desazte de ellos (generalmente, esto se da en conductores).
- Tocar tú bocina rítmicamente.
- Perder peso, sudando, debido a la falta de aire acondicionado.
- Saludar a otros conductores. No necesariamente a los que provocan el embotellamiento.
- Juega a ver lo cerca que puede detenerse del parachoques del
vehículo de adelante.

7. Peatones:

Estos individuos son una molestia para los conductores. En caso de encontrar alguno de estos singulares personajes, acelera y muéstrale quién es el jefe.
En las intersecciones, cede el paso al peatón y, en cuanto lo tenga en la mira, tíra tú vehículo encima. Si no llegas a tocarlo, puesto que suelen ser bastante hábiles, no te preocupes, seguramente lo habrás asustado lo suficiente.

8. Aparcar:

Una vez que hayas infringido la ley lo suficiente, es hora de volver y aparcar
Ahora sí, te encuentras totalmente capacitado para conducir en las calles de cualquier ciudad de España. ¡FELIZ VIAJE!.

0 comentarios:

Mundial 2010 Sudáfrica

Publicidad

El portal que comparte sus ingresos

El Chiste del día.

El Santo de Hoy

bloggup